Pensamiento crítico, una habilidad clave en los profesionales del futuro

En el último informe del World Economic Forum, The Future of the Jobs Report 2020, de octubre 2020, se sitúa el “critical thinking & analysis” como el grupo de skills más importante. Además, le otorga la 4ª posición del top 15 de las skills más relevantes de cara a 2025 por detrás del pensamiento analítico e innovación, aprendizaje y resolución de problemas complejos.

Pero ¿qué es el pensamiento crítico? ¿Por qué se habla ahora tanto de él y es importante para las personas, y también para las organizaciones? ¿Se trata de una habilidad innata, o por el contrario se puede aprender y desarrollar? Sobre todo ello hemos reflexionado en un nuevo programa de máshumanoTV, con Fátima Álvarez, profesora de filosofía, gran experta y formadora sobre pensamiento crítico, y Tomás Pereda, subdirector general de Fundación máshumano. A partir de su conversación, presentamos a continuación algunas claves y conclusiones de especial relevancia.

 

Qué es el pensamiento crítico

El pensamiento es el que utiliza criterios y es sensible al contexto en el que estamos pensando. Además, es autocorrectivo y pretende que emitamos un juicio razonable para opinar con fundamento y criterio “es pensar sobre la vida. Intentar entender el mundo para situarse en él”

Pensar y pensar “críticamente”

Pensar críticamente es la actitud vital de preguntarse más allá, estableciendo un criterio que deberá ser relevante para ayudarnos a tomar decisiones.

Pensamiento crítico e inteligencia

Pensamiento crítico e inteligencia no irán necesariamente ligados. Es posible que seamos muy inteligentes y, sin embargo, carezcamos de esta habilidad o no sepamos utilizar los criterios adecuados. Así pues, el pensamiento crítico está al alcance de cualquiera. Pero desarrollarlo y entender para qué sirve, va a depender de cada uno de nosotros, a través del interés, curiosidad, trabajo y tiempo.

¿Por qué es tan importante el pensamiento crítico?

Este pensamiento es un elemento de rebeldía frente a la manipulación y un contrapeso contra la influencia, ante el exceso de información que nos llega en la época de la llamada “posverdad”. El pensamiento crítico nos ayudará a cuestionar y no creer ciegamente todo lo que nos llega, siendo la llave para nuestra libertad.

El papel de las personas, frente a los robots

A mayor tecnología, mayor necesidad de desarrollar nuestras habilidades más humanas. Los robots se encargarán de realizar tareas repetitivas, automáticas y predecibles. Mientras que las personas les corresponderán todo lo que no esté ya escrito: pensar, descifrar respuestas a nuevos dilemas, aplicar nuestra creatividad, resolver problemas complejos, y movernos en el mundo más relacional y del cuidado de las personas. Diferenciándonos también de los robots  la flexibilidad para adaptarnos a unas situaciones y un contexto cada vez más cambiantes.

La visión de los tecnólogos y los humanistas

Se da la paradoja de que los tecnólogos recurren a los humanistas para pensar en otra dimensión, y encontrar respuestas a determinadas preguntas sobre ética y moral, que la tecnología no les resuelve. Sin embargo, en territorios más humanistas, como los relacionados con la gestión de personas,  no se considera tan importante incluir la habilidad de pensar con criterio, en el liderazgo o en el mundo de la empresa.

Pensamiento crítico y empresa

Los retos de la 4ª Revolución Industrial; la aparición de nuevos dilemas y problemas que requerirán la capacidad de pensar por nosotros mismos, harán necesario desarrollar esta habilidad dentro de un equipo de dirección y en cualquier nivel de nuestra organización;

Y frente al miedo que un exceso de autonomía pueda provocar en una organización, debe entenderse de manera positiva, siendo conscientes de que no podemos ir solos, sino vinculados necesariamente a los demás. 

¿Se puede aprender a pensar críticamente?

El pensamiento crítico no es una actitud o una manera de ser más o menos inteligente, sino una capacidad o una habilidad que se puede aprender y desarrollar, como se puede aprender a hablar en público, negociar o gestionar conflictos. Para ello, existen métodos pedagógicos para educar este pensamiento, que se han trasladado a todas las edades y contextos.

Suscríbete al nuestro boletín electrónico