“La próxima guerra por el talento se librará en el campo de batalla de los sénior”

Generación SAVIA, proyecto impulsado por Fundación Endesa y Fundación máshumano, han celebrado la primera cita del ciclo de conversaciones digitales sobre Demografía, Sostenibilidad y Diversidad Generacional, en el que el talento senior y su gestión empresarial serán el eje del debate. Estas conversaciones dan continuidad al estudio Ocho claves estratégicas y operativas para la gestión del talento senior.

El objetivo de cada una de las mesas redondas del ciclo #SAVIADiversidadGeneracional será analizar las amenazas y oportunidades que representa la gestión actual de este talento en el mundo empresarial; así como, qué espacio ocupa esta realidad en las agendas de los órganos de gobierno, como una cuestión clave para la sostenibilidad de nuestro modelo, y con especial foco en la gestión de un talento tan necesario pero cada vez más escaso.

En este primer encuentro, celebrado el 23 de marzo, contamos con la experta visión de algunos de los principales líderes de grandes organizaciones e instituciones en España, como José Bogas, Consejero Delegado de Endesa, Antonio Fernández-Galiano, Presidente de Unidad Editorial y de la Asociación de Medios de Información, Antonio Rodríguez-Pina, Presidente y Consejero Delegado de Deutsche Bank España y Eduardo Serra, Presidente de Fundación Transforma España y Everis. El acto fue presentado por Javier Blanco, Director General de la Fundación Endesa y moderado por Tomás Pereda, subdirector general de Fundación máshumano.

 

La edad es un dato, no un impedimento

Existen múltiples casos de éxito de personas de edad avanzada, que han llegado muy lejos. La clave está en reciclarse para adaptarse a las nuevas necesidades del mercado, y eliminar el prejuicio de que los sénior no son digitales, cuando han sido capaces de afrontar diferentes transformaciones tecnológicas a lo largo de su vida. En este sentido, José Bogas apuntó que  “cuando los de mi generación empezamos a trabajar, no existía Internet y ahora todos sabemos usar esta herramienta y otras que se han ido incorporando a las oficinas. Nos hemos tenido que ir reinventando a lo largo de nuestra carrera,  pero  ahora parece que ya no tenemos capacidad de aprender”.

Jose Bogas

 

Necesidad de romper tópicos y estereotipos a nivel social y empresarial

Debemos ser conscientes de que la próxima guerra por el talento se librará en el campo de batalla de los sénior. Y el talento senior debe ser tenido en cuenta no solo por razones demográficas (somos el país más envejecido de Europa) y de sostenibilidad del actual sistema de pensiones, sino por una cuestión de productividad. Para Fernández Galiano “Hay que acabar con el mito de que la productividad baja a partir de cierta edad. Los mayores pueden contribuir al crecimiento de las empresas de una manera esencial, pero hay que buscarles una posición dentro de ellas. Y también la sociedad debe facilitar a este colectivo acceso a puestos de trabajo adecuados”.

Fdez Galiano

Responsabilidad individual de los profesionales senior

En el debate también se ha hecho referencia a la necesidad de gestión individual de las personas. En una sociedad donde cada vez somos más longevos, parece que no debemos dejar a la inercia qué va a ser de nosotros desde que nos jubilamos. Seguir siendo y sintiéndonos útiles es algo que no depende de la capacidad de las personas, sino de otros factores. Puede ser también un tema de mentalidad y responsabilidad individual, según ha apuntado Antonio Rodríguez-Pina.

Rodriguez Pina

Para Bogas “se habla mucho de Inteligencia  Artificial,  pero  me  gustaría hablar  también  de  Inteligencia Emocional. La adaptación depende de nosotros mismos, de lo que tengamos en nuestra cabeza, de lo que queramos aprender”.

Alargamiento de la vida laboral

Los ponentes también estuvieron de acuerdo en la conveniencia de alargar la vida  laboral,  tanto por la voluntad de muchos profesionales senior para seguir en activo, como por  una  cuestión  de sostenibilidad  del  sistema  de  pensiones.  Para Fernández-Galiano “ la  sociedad  civil  se  tiene que involucrar en esta problemática de lleno. Mucha gente piensa que el sistema de pensiones es eterno, pero todos sabemos que más tarde o más temprano va a quebrar. Llegará un momento en que la gente no tendrá pensión o que cobrará una cantidad ridícula que no le dará para vivir”. “Debemos tener en cuenta sólo cuestiones productivas, no de edad”.

En este sentido, Bogas ha destacado además que un profesional experimentado tiene una enorme capacidad de adaptación a nuevos retos y circunstancias y tres cualidades de mucho valor: sabiduría, experiencia y temple.

Incentivos fiscales a la contratación

Los expertos, también se mostraron de acuerdo en reclamar a la Administración el diseño de incentivos fiscales que animen a los trabajadores a alargar su carrera profesional. “Las diferentes administraciones han generado un fenómeno contrario a lo que demandamos desde aquí, pero van a tener que estimular que la gente siga trabajando más allá de la edad legal de jubilación”,  aseguraba  Fernández-Galiano.  También las empresas deberán dejar de hacer ajustes laborales con el prejuicio de la edad. “El primer requisito para que haya trabajo es que las empresas sean viables, pero no podemos caer en la discriminación en función de la edad cuando se diseña un plan de ajuste”.

Proteger la dignidad y la libertad de las personas

Debemos abordar el problema de que profesionales a partir de los 50 años sean apartados, haciendo que se sientan marginados y no se sientan útiles, cuando todavía tienen mucho que aportar. “Hay que perseguir la dignidad y la libertad de las personas. Perder este talento es un lujo que no nos podemos permitir” Para Serra, “Todo el mundo tiene la necesidad de sentirse útil. Si no le dejamos serlo, se muere”.

serra

Dar trabajo a los sénior no es quitárselo a los júnior

El desempleo juvenil en España supera el 40% en ocasiones y a menudo se piensa que dar trabajo a las personas de más edad supone quitárselo a los jóvenes. En este sentido, Eduardo Serra, negó esta idea con rotundidad: "es falso que dar trabajo a los seniors sea quitárselo a los jóvenes. El trabajo es como una pista de baile, aunque esté llena,  siempre  se encuentra pareja”.

"Hay que cambiar radicalmente el paradigma y pensar en que dar trabajo a los mayores también incrementa la productividad. Abordar este debate permitirá que ya no se hable "con reticencia" del talento sénior porque no se contrapondrá en el imaginario al empleo juvenil”.

Perspectiva de género en el talento sénior

El debate trató la problemática desde la perspectiva de género pues, según recuerda Bogas, afecta doblemente a las trabajadoras de cierta edad. Sin embargo, alega, "el talento no tiene género y el talento senior tampoco.  Por eso hay que aprovechar todo su potencial y eliminar estereotipos”.

Con relación a esto, se apuntó que “si en la empresa no hay equilibrio entre hombre y mujeres, algo nos estamos perdiendo económicamente. Tenemos que buscar ese talento. Tenemos que quitar estereotipos y buscar un equilibrio en las candidaturas y establecer planes para promover las vocaciones stem, la incorporación de mujeres, y proporcionar la formación, el mentoring y las herramientas necesarias”.

Tomás Pereda, subdirector general de nuestra fundación, cerró un debate que sin duda tendrá continuidad, con una importante reflexión: “si la demografía es el destino, valorar el talento senior es apreciarnos a nosotros mismos porque, en la mejor de las alternativas, nos vemos en el horizonte”.

Tomas Pereda

Suscríbete al nuestro boletín electrónico