La inversión en las ‘startups’ españolas en 2020 alcanzó los 1.100 millones

El 16 de abril se celebra el Día Mundial del Emprendedor, una fecha que sirve para  visibilizar y homenajear a aquellas personas con espíritu ambicioso que se lanzan al mercado para desarrollar sus ideas y proyectos personales.

El emprendimiento, tendencia que venía cogiendo impulso en los últimos años –sobre todo en tiempos de crisis-, se ha asentado más todavía raíz de la pandemia de la COVID-19, ya que ha provocado la quiebra de muchos negocios estables y ha cambiado por completo las metodologías de trabajo. Pero además, la forma de emprender también se ha visto afectada repentinamente, apoyándose  fundamentalmente en el uso de herramientas digitales y plataformas multimedia, así como estableciendo relaciones colaborativas de forma virtual.  

Según la última edición del Global Entrepreneurship Monitor (GEM), la tasa de actividad emprendedora en España, que mide qué porcentaje de la población activa acaba de iniciar un proyecto o cuenta con una organización con menos de tres años y medio de vida, es del 6,1%: un dato superior al italiano (2,8%), pero a mucha distancia del de países tradicionalmente asociados al emprendimiento como Israel (12,7%) o Estados Unidos (17,4%). Por otro lado, cabe destacar que en 2012, la inversión en las ‘startups’ españolas se situaba en 100 millones de euros; en 2020, alcanzó los 1.100 millones.

Hay dos indicadores que dan pistas sobre nuestra disposición a emprender: solo el 36% de los españoles considera que es una buena oportunidad de negocio (en contraste con el 52% de la media europea), y el 55% es reacio a hacerlo por miedo al fracaso (algo que solo frena al 43% de los emprendedores europeos).

Esto se complementa con el Mapa del Emprendimiento 2020 de Spain Startup-South Summit, el cual muestra cómo es el ecosistema emprendedor en España.  En nuestro país, solo un 44% de los emprendedores tuvo clara su vocación, de modo que casi seis de cada 10 acabaron en el mundo ‘tech’ sin haberlo planeado. El emprendedor español quizá no es el más vocacional, pero sí acaba siendo uno de los más pasionales y fieles a esa actividad. En concreto, Spain Startup calcula que el 63% de nuestros emprendedores lo son ‘en serie’. Es decir, que encadenan varios proyectos. 

Los emprendedores españoles interpelados por el GEM consideran que hay varios motivos fundamentales que frenan el emprendimiento en España. Estos son la educación y formación emprendedora en etapa escolar, que puntúan con 2,7 puntos sobre 10 posibles, así como la falta de visibilidad social del emprendedor.

De hecho, resulta llamativo que solo un 42% de la población española conozca a personas que han emprendido, porque eso limita las posibilidades de que un joven encauce su carrera en un sector del que no tiene ningún conocimiento o referencia. Además, el lanzamiento de una ‘startup’ en España depende mucho de la financiación a cargo del entorno social y familiar del emprendedor -en concreto, representa el 17% de sus fondos iniciales, y triplica en importancia a las ayudas públicas, que solo ascienden a un preocupante 5%-

Fundación Máshumano apoya el emprendimiento de diferentes formas

  • PREMIO JÓVENES MÁSHUMANO de emprendimiento social: Tiene el objetivo de fomentar y apoyar el talento socialmente responsable en los jóvenes (14-30 años) que estén desarrollando proyectos que ayuden a superar los retos que suponen los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la Agenda 2030. El plazo de inscripción para la convocatoria de 2021 es hasta el 7 de junio.
  • Programa IMPULSA MUJERES: Su objetivo es impulsar a mujeres desempleadas con hijos a cargo u otras responsabilidades familiares que necesiten reincorporarse al mercado laboral al encontrarse en situación de vulnerabilidad derivada de la pérdida de su empleo durante la crisis derivada del covid-19.
  • Programa SENIORS AL SERVICIO DE LAS PYMES: Su objetivo es dar una oportunidad al talento senior a través de un servicio gratuito de calidad, para poder desarrollar nuevas áreas de negocio, expandir su actividad o revisar su situación financiera de cara a nuevos negocios.
  • GENERACIÓN SAVIA: Este proyecto, en colaboración con Fundación Endesa, es un espacio de referencia en la generación de actividad y cambio a favor del talento senior. Ayuda a profesionales mayores de 45 años desempleados que necesitan seguir en activo y contemplar nuevos escenarios laborales.

Suscríbete al nuestro boletín electrónico