Importancia de la palabra y el lenguaje en la empresa

Nos encontramos en un momento de cambio y transformación, donde confluyen nuevas tendencias de impacto para la gestión de personas. Por un lado, cada vez existe mayor dificultad para atraer y fidelizar un talento estructuralmente cada vez más escaso. A esto se une la necesidad de reconectar con las personas de nuestras empresas, ante los nuevos valores, necesidades y expectativas que la pandemia ha acentuado. Por último, cada vez surge una mayor necesidad de ser más eficaces en la gestión de los procesos de cambio y transformación, donde la mentalidad de las personas será decisiva.

En este contexto, ¿cómo influye el lenguaje en las organizaciones? ¿Cómo impacta en los demás no sólo lo que decimos, sino cómo lo hacemos? ¿Se ha convertido la comunicación en un factor estratégico, durante esta época tan anómala? ¿Ha adquirido un nuevo papel, no solo de información, sino también de conexión, relación, confianza y cercanía, ayudando a influir, y a transmitir los valores y la cultura de la organización?

Sobre ello hemos reflexionamos en un nuevo programa de máshumanoTV&Podcast, junto a Luis Castellanos, filósofo y experto en el uso ético del lenguaje y en el poder de la palabra y con nuestro subdirector general, Tomás Pereda.

 

Exceso de información y falta de comunicación y reflexión

Aunque muchas veces no seamos conscientes de ello, en las organizaciones y en la sociedad, hay demasiado ruido que hace imposible que nos escuchemos unos a otros. Ese ruido es el al que estamos habituados y que, de mejor o peor manera, nos sirve para informarnos y comunicarnos en nuestro día a día. Pero no es el lenguaje que el ser humano necesita para diseñarse a sí mismo y alcanzar una vida de mayor bienestar y felicidad.

Un lenguaje más humano

Es muy relevante que en todos los ámbitos y en especial el de la empresa, se conozca qué es lo que necesitan las personas a través de un liderazgo humano, de cercanía y confianza. Y que se utilicen palabras que no solo sirvan para informar, sino que conecten con las necesidades de las personas, y hagan que se sientan cuidadas y valoradas.

“Si en nuestra sociedad y en nuestras empresas no utilizamos palabras como el amor, la bondad, la amabilidad o la compasión, todo eso irá desapareciendo y ganarán peso otros lenguajes como el de la queja o el de la culpa, que son los que nos impiden aprender”

La palabra, y su impacto en el alma y el pensamiento

El lenguaje influye en nuestro cuerpo y en nuestra salud, generando mayor o menor angustia o estrés. Por eso las organizaciones deberían catalogar, analizar y diseñar bien las palabras que emplean para dirigirse a sus personas, para que promuevan generen un impacto positivo. De esa forma mejorarán la relación, el bienestar, el compromiso y la salud mental de los equipos.

El lenguaje en los procesos de gestión del cambio

En los procesos de transformación de las organizaciones, será clave que éstas y sus directivos estén abiertos a las novedades, a retos desconocidos, y que contagien esa mentalidad a sus equipos. Para ello, la palabra y la ética deben ser aliados indispensables.

La necesidad de “habitar” nuestras palabras

En la comunicación, si el emisor, a pesar de elegir cuidadosamente determinadas palabras que teóricamente conectan, no las ha habitado previamente, no se logrará el impacto pretendido. Es decir, que el lenguaje, en la comunicación interpersonal, no funcionará si el emisor no cuenta con la suficiente credibilidad personal.

La palabra habitada tiene mucho que ver con el mundo de la empresa. En las organizaciones existen mecanismos para introducir un uso correcto del lenguaje, tomando una conciencia básica de él. Pero una vez superados estos niveles, ya no es tan importante buscar una palabra precisa, sino construir un lenguaje positivo sustentado por palabras auténticas, sinceras, que nos transformen y tengan capacidad de transformar a los demás.

El lenguaje como palanca de manipulación del pensamiento

Parece que existe un riesgo en la utilización de la palabra para la manipulación del pensamiento, en aspectos tan relevantes como pueden ser la inducción al voto. Y en este contexto de la posverdad, es necesario que, a título individual, utilicemos contrapesos, como el pensamiento crítico, que nos ayuden a pensar por nosotros mismos.

La palabra y su papel fundamental en la empresa

La comunicación individual y colectiva, es clave en la transformación de las organizaciones y de sus personas. Pero para hacer un buen uso de ella, e impactar verdaderamente en lo más profundo de nuestros profesionales, es necesario mirar la verdadera motivación que hay en el corazón del que habla. Para ello, la empatía también se convierte en un concepto muy necesario en el mundo empresarial, y está ligado inevitablemente a la confianza.

También la compasión resulta imprescindible, como el compromiso y el despliegue de las herramientas necesarias para aliviar el sufrimiento de los demás, juegan un papel fundamental en la gestión de personas.

Suscríbete al nuestro boletín electrónico