Hace falta el talento de las mujeres

Begoña Zunzunegui, dice siempre que lo que la llevó a emprender cuando tenía apenas 25 años fue un cambio en su economía familiar.

Motivos aparte, la empresaria que ha sido una de Las Top 100 Mujeres Líderes 2011, lleva ya 50 años al frente de Becara. Su testimonio y el de Geneviève Bel y Tita Zeitoun fueron parte del Foro Mujeres de la asociación franco-española Diálogo. María Luisa de Contes, Vicepresidenta de Diálogo y candidata a Las Top 100 este año, que es además Responsable de Diversidad y Women@Renault España, fue moderadora del encuentro que clausuró Carmen Plaza, Directora General para la Igualdad de Oportunidades del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

“En un emprendedor siempre hay algo de impulsivo, porque si te paras a analizarlo todo, al final terminas no haciéndolo” apuntó Zunzunegui que aseguró que no se enfrentó a obstáculos “que no tuviera ningún otro empresario en el año 1962”. Recordó el hito fundamental que supuso su primer viaje a China once años después de crear su negocio y afirmó que, a pesar de todas las dificultades que ha tenido que superar, ser empresaria es una maravilla. “No sé cuándo acabará la crisis, pero sí sé que si tuviese que volver a empezar mañana, sin duda lo haría”. Zunzunegui es de las que creen que no hay desventajas por ser mujer, aunque sí hay mucho más trabajo: “La fórmula es trabajo, más trabajo, más trabajo”, concluyó.

Geneviève Bel, Vicepresidenta de la Confederación Nacional de Pequeñas y Medianas Empresas, se definió como una empresaria que compagina su trabajo con su activa labor institucional para favorecer el emprendimiento femenino en Francia. Destacó que la autocensura, la falta de modelos empresariales femeninos de éxito -algo que está cambiando poco a poco-, los problemas de conciliación laboral y el entorno económico y financiero actual, son las principales barreras para que las mujeres creen su propio negocio. También destacó la necesidad de fomentar la presencia plural de hombres y mujeres importancia en las empresas.

Tita Zeitoun, creadora de Boissière Expertise Audit narró su dilatada experiencia como emprendedora en Francia en 1974, y aseguró que no es fácil trabajar con hombres siendo mujer empresaria. “Dirigir una empresa es una profesión muy dura. Es una competición en la que siempre tienes que estar preparada”, afirmó. Convencida de que la pluralidad en la presencia de hombres y mujeres en las empresas es la que hace que el talento salga adelante, dijo que en Francia “han sido necesarios 20 años para pasar de 3,50% al 40% de mujeres miembros del Consejo de Administración. Un dato que se puede calificar de muy positivo, aunque haya que seguir luchando por la igualdad”.

Foro Mujeres
Genevieve Bel, Carmen Plaza, María Luisa de Contes, Tita Zeitoun y Begoña Zunzunegui.

La autocensura, la falta de modelos empresariales femeninos de éxito, la conciliación laboral y el entorno económico y financiero actual, son las principales barreras para que las mujeres creen su propio negocio.

Acciones desde el gobierno

Carmen Plaza Clausuró el acto afirmando que en los tiempos que corren son necesarias muchas mujeres como sus compañeras de mesa y con su amplia experiencia como emprendedoras. Apuntó que la tasa de emprendimiento en España, tanto en el caso de hombres como de mujeres, es inferior a la media europea, aunque en el caso de ellas ese índice es significativamente menor. Además, indicó que las empresas creadas por mujeres suelen ser más pequeñas que las creadas por hombres, aunque han demostrado ser más fuertes ante la crisis económica.

Tradicionalmente las mujeres han tenido menos acceso al crédito debido a los perjuicios de los bancos que consideran que hay más riesgos en prestar a una mujer, cuando está estadísticamente demostrado que el nivel de morosidad en el reembolso del préstamo es casi inexistente en el caso de las mujeres. También destacó que sólo el 28% de las empresarias españolas tienen dedicación laboral a tiempo completo, lo que desemboca en problemas de conciliación laboral y corresponsabilidad familiar entre mujeres y hombres, aspectos en los que se va avanzando, pero en los que aún hay que trabajar.

“Todos los organismos internacionales están resaltando la necesidad de fomentar el emprendimiento por parte de la mujer. Es muy importante poder contar con su energía creadora, teniendo en cuenta además que, en nuestro país, el 60% de los títulos universitarios lo tienen mujeres, así que es una cuestión de optimización de recursos”, afirmó.

María Luisa de Contes, vicepresidenta de Diálogo, festejó la iniciativa del gobierno, de incentivar Acuerdos voluntarios de Colaboración con las grandes empresas para aumentar la presencia de las mujeres tanto en los Consejos de Administración como en los puestos directivos y Comité de Dirección.

Entre otras cosas, se refirió a la aprobación del plan de emprendimiento joven para crear autoempleo y empleo a terceros, donde se contemplan aspectos dirigidos a la mujer. Cabe destacar también el Programa al Apoyo de Emprendimiento de Mujer, creado en 2000 por el Gobierno en colaboración con el Consejo Superior de Cámaras de Comercio, y que tiene como objeto asesorar a las emprendedoras a formular su plan de negocio. También evocó los nuevos Acuerdos voluntarios en materia de igualdad impulsado por su Ministerio.
Leer noticia

Suscríbete a nuestro boletín electrónico

Al enviarnos tus datos aceptas que te contactemos para enviarte información periódica de la actividad de la Fundación por email según esta política de privacidad