Desafío de Talento Solidario: Fundación Botín pone en valor a las personas mayores

En esta cuarta edición del Desafío de Talento Solidario, el reto que se ha lanzado a las entidades sociales está relacionado con promover el papel protagonista de las personas mayores en la sociedad, promoviendo así su participación, autorrealización e independencia.

El objetivo es elaborar nuevas soluciones a través de las cuales retomar el papel protagonista de la tercera edad en la construcción social, promoviendo así su participación, autorrealización e independencia.

La primera convocatoria del Desafío recibió 235 proyectos, de los cuales, después de distintas fases de aprobación, se seleccionaron 36 de 36 entidades. Finalmente, las organizaciones seleccionadas han dado lugar a 11 proyectos finalistas dentro de los cuales distintas entidades colaboran por una misma causa. 

Borja Villamor, Consultor experto en Desarrollo de RRHH, Gestión del Cambio y PRL, será el encargado de dinamizar el espacio de networking formado por 36 entidades sociales que trabajarán en relación con la problemática planteada. Entre los meses de septiembre a diciembre,  el objetivo es ayudar a las entidades sociales a crear proyectos de mayor impacto social, más innovadores y que contemplen la colaboración como forma de trabajo del sector social.

Desde Fundación Botín, tras tres jornadas de trabajo, se apoyarán proyectos que fomenten su implicación en la vida económica, cultural y social de su comunidad; que permitan el desarrollo de sus facultades a partir de su experiencia y talento y, por último, que promuevan su autonomía e independencia, permitiéndoles vivir con confianza, seguridad y dignidad.

A lo largo de las cuatro ediciones del Programa, más de  800 entidades han presentado sus ideas, 235 presentes de ellas en esta cuarta edición.

El Desafío de Talento Solidario es una convocatoria para organizaciones sociales de la Fundación Botin, enfocada a contribuir a dar solución a retos de la sociedad actual. Con esta iniciativa la organización persigue conseguir una mayor flexibilidad en las formas de trabajo y estructura de las entidades del Tercer Sector, una mejora de su eficacia y eficiencia e impulsar alianzas y colaboraciones que mejoren la escalabilidad e impacto de los proyectos que pretenden poner en marcha.