La cultura es la manera de sentir, pensar y actuar de una compañía

 

  • La Red de Empresas de la Fundación máshumano organiza la Jornada “Revolución cultural: El nuevo escenario empresarial al 2025” en la que aborda el tema de la Transformación Cultural en las organizaciones.
  • Repsol, Orange y Banco Santander definen nuevos modelos de comportamiento alineados con la misión, visión y valores de su empresa, focalizando en la persona.
  • La nueva era exige, tanto a las personas como a las empresas, vivir en un proceso de continuo aprendizaje, salir de la zona de confort, compartir no competir yaprender del éxito de los otros.

revolucion cultural blog

La Fundación máshumano, a través de su Red de Empresas, organiza la jornada “Revolución cultural: El nuevo escenario empresarial al 2025” con el objetivo de compartir cómo definir, implantar, medir y comunicar los modelos de gestión basados en las nuevas formas de trabajar del siglo XXI, humanizando el entorno y poniendo a las personas en el centro de todas las decisiones estratégicas de la organización.

La jornada celebrada en la sede corporativa de Repsol, ha contado en el acto de inauguración con Arturo Gonzalo Aizpiri, Director Corporativo de Personas y Organización y miembro del Comité Ejecutivo Corporativo de Repsol, que ha manifestado la gran importancia que Repsol otorga a formar parte de la Fundación máshumano, al ayudarnos a expresar y activar compromisos que tenemos como empresa con las personas, siendo estas nuestro modelo de gestión.

Aizpiri también ha afirmado que “es importantísimo estar en iniciativas como la de Fundación máshumano, explicar nuestro caso, conocer las prácticas de otras empresas, porque entre todos iremos dando con la clave de cómo hacer frente a los desafíos que nos pone el escenario empresarial al 2025”.

Desde la Fundación máshumano, son conscientes de que nos encontramos con un entorno cambiante y en constante evolución donde la innovación es una necesidad imperante en productos, servicios y procesos y todo ello con una convivencia entre nuevos perfiles profesionales: seniors, millennials, generación Z, etc.Todo esto en un contexto de gran incertidumbre y de alto grado de exigencia social, tanto en el “¿qué hacemos?”, como en el “¿cómo lo hacemos?”.

“Esta nueva realidad, hace que la persona cobre un protagonismo esencial como elemento clave para el éxito empresarial”, asegura Manuel Naharro, conferenciante de la ponencia magistral como experto en innovación y miembro del Consejo Consultivo de la Fundación máshumano. “El talento se ha convertido en un bienescaso que hay que atraer y retener en las organizaciones”, añade Naharro.

Así mismo, considera que adoptar y poner en marcha una cultura más humana permite desarrollar la innovación y la creatividad, potenciar el talento, generar compromiso y orgullo de pertenencia, aumentar la productividad y fomentar la competitividad de la organización. “La cultura es la manera de sentir, pensar y actuar de una compañía”, afirmó Naharro.

image002

En la misma línea, Stephanie Zweifel, directora del Área de Empresas de la Fundación máshumano, alerta que “la nueva era nos exige a aprender a aprender, colaborando, no compitiendo y construyendo sobre el éxito ajeno”.Desde esa perspectiva, la fundación y su red de empresas desarrollan su actividad con una misión conjunta: ser motor de cambio, tener un objetivo común, poder liderar, transformar e impulsar la revolución cultural que estamos viviendo para implantar las formas de trabajar del siglo XXI, humanizando el entorno y entendiendo que la clave está en las personas.

Para la transformación una organización, la Fundación máshumanove necesario tener siempre presentes tres pilares básicos claves:Una cultura humana; la coherencia, entre lo que decimos y lo que hacemos; y el liderazgo positivo y extraordinario, que apoya a las personas y saca lo mejor de ellas. Porque para la fundación la clave está en las personas y en la huella que dejamos cada uno de nosotros al caminar día a día.

image003


¿Cómo conseguir una empresa “más humana”?

Durante el evento, todos los ponentes estuvieron de acuerdo en que llevar a cabo la transformación cultural de una organización es un trabajo de largo recorrido, en el que es necesario no solo definir la nueva estrategia organizativa, sino también lograr que toda la entidad se empape de esta nueva forma de hacer: Sin perder la referencia de dónde estamos y a dónde estamos yendo, quiénes somos y a dónde vamos.

A lo largo de la jornada, sea concluido que es clave tanto la implicación de la alta dirección, el líder interno de la compañía, como que su visión sea compartida por el resto de las personas que forman la misma. Como ha trasladado Manuel Naharro “una visión compartida es la fuerza real de la organización. Se instala en el corazón de las personas y genera sentimiento de identidad y compromiso, orgullo de pertenencia”.

Desde el Área de Empresas de la Fundación máshumano, se establecen cuatro pasos para que una entidad sea capaz de llevar a cabo este proceso de transformación:

image004

Para Isabel Fernández Alba, directora de Talento, Cultura y Comunicación Interna de Repsol, “las empresas del futuro tienen que ser ágiles, flexibles e innovadoras. Deben ser eficientes, estar enfocadas en la generación de valor, contar con líderes inspiradores y, también, con un buen gobierno corporativo”. La directiva explica que, “en estos momentos, en Repsol nos encontramos inmersos en un proceso de reflexión. Ahora tenemos que ser ambiciosos y ponernos grandes retos para trabajar en conseguir el bienestar para todos”.

Y es que, “en una empresa, los resultados de negocio y la salud de la organización son asuntos que han de tratarse con la misma seriedad”, afirma Ignacio de Orúe Sabau, Director General de Personas y Comunicación de Orange. “Este es un momento para ser valientes, para cuestionar y asumir riesgos”, añade. Orange fue una de las primeras compañías en España que puso en marcha medidas destinadas a mejorar la conciliación de sus empleados, como el horario flexible o el teletrabajo, por ejemplo. Así mismo, recientemente ha rediseñado sus oficinas creando espacios abiertos donde el empleado decide dónde y con quién trabaja cada día. Además, la empresa de telefonía hace especial hincapié en la comunicación interna, tanto entre líderes y empleados, como entre los propios trabajadores: eventos, workshops de co-creación, open days…

Por otro lado, Alberto Baltanás, Director de Comunicación Interna de Banco Santander, hacía una reflexión acerca de su actual punto de mira: “Durante muchos años, Santander se ha centrado en el valor al accionista, pero eso ahora ha cambiado. Nuestro foco está en los empleados y, consecuentemente, en nuestros clientes”. La compañía española se ha propuesto llevar a cabo un gran cambio cultural que le sitúe como un banco sencillo, personal y justo. “Las transformaciones tienen que ser retadoras y motivadoras para la compañía”, asegura.

Los participantes de la jornada “La Revolución Cultural: El Nuevo Escenario Empresarial al 2025” coincidieron en que por la velocidad y profundidad de los cambios a los que las empresas y la sociedad estamos haciendo frente, ya no se trata de un proceso de transformación, sino de una Revolución Cultural para implantar nuevas formas de trabajo, humanizando el entorno y entendiendo el verdadero valor de la persona. Mónica Torres, Directora de Cultura, Compromiso y Experiencia de Empleado de Santander ha concluido que, “comportarse con integridad es fundamental, son tan importantes los comportamientos como los resultados”.

 image005