Entornos inclusivos y corresponsables en las empresas, los retos planteados en el Foro Hyundai MUJERES CON MOTOR

Por segundo año consecutivo, Hyundai ha celebrado su edición de MUJERES CON MOTOR que reunió a 16 mujeres representativas de diferentes sectores profesionales, en el Club Alma Sensai de Madrid, para debatir sobre la visibilidad y el papel de la mujer en el mundo de la automoción y resto sectores empresariales; un encuentro en el que ha participado Fundación máshumano para aportar su visión y trabajo en el impulso del talento femenino y la corresponsabilidad.

foro mujeres playLa periodista Silvia Ruiz, encargada de moderar el evento, dio paso al acto de inauguración con Elena Gris, directora de Marketing de Hyundai Motor España, para debatir sobre cómo atraer al talento femenino en entornos profesionales donde predominan los hombres y exponer las claves para el empoderamiento de la mujer: formación, estrategias empresariales, cargos directivos y nuevas tecnologías. Con todo, María Wandosell, consejera delegada y directora general Motor de Motorpress, explica que las mujeres deben optar por una formación técnica que es la que pueda ayudar a alcanzar puestos directivos.

María Gómez del Pozuelo, CEO y co-fundadora de Womenalia, considera que el carecer de referencias femeninas es una limitación para elegir una formación tradicionalmente masculina, y apoyó la lucha entre hombres y mujeres por la igualdad de oportunidades.

Todas apuntaron como clave la manera en la que la mujer recibe la formación. Sonia Jadraque, responsable de Recursos Humanos de Hyundai Motor España asegura: las mujeres seguimos formándonos en aspectos muy teóricos que no nos habilitan para el día a día en las empresas, pero esto va cambiando poco a poco y se conseguirá a largo plazo”.

La empresa es otro ámbito que ha tenido un particular análisis en el II Foro Hyundai MUJERES CON MOTOR. Las diferentes estrategias que se han expuesto son: entrenar a los equipos de Recursos Humanos en habilidades de inclusión, programas de mentoring para mujeres y la revisión de las descripciones de los puestos de trabajo para evitar el lenguaje discriminatorio, entre otros. Gloria Oliver, gerente de la Fundación Pasqual Maragall, apunta que “se percibe que las organizaciones empiezan a cambiar para que la diversidad de géneros pueda ser una realidad, pero vamos demasiado lentos”.

María Sánchez-Arjona, presidenta de la Fundación máshumano, ha introducido el tema de la corresponsabilidad. “Hombres y mujeres debemos ser corresponsables en la formación de nuestros hijos y ser motores de entornos más inclusivos donde todos podamos crecer”. Para ello insiste en que es importante “trasladar a nuestros hijos una realidad vendible y que merezca la pena”, y ha concluido con que en el ámbito de la empresa es posible alcanzar puestos directivos sin renunciar a lo femenino, “a nuestro estilo personal de hacer las cosas. Tenemos que llevar nuestro estilo de liderazgo a los comités de dirección de empresa, porque es desde ahí desde donde podemos humanizar y cambiar las cosas”, recalcó.

En la actualidad, las mujeres ocupan un 4,9% de los puestos de alta dirección de las grandes compañías. A nivel nacional, solo diez empresas españolas de las 139 que cotizan en bolsa tienen consejeras delegadas. Marta Blázquez, vicepresidenta ejecutiva de Faconauto, ha puntualizado que “somos las que de verdad estamos empezando a cambiar la situación actual, asistiendo a mesas redondas, siendo referentes para las nuevas generaciones, divulgando que todas podemos hacer más por romper prejuicios”. Por su parte, María Lanzón, directora de Comunicación de la Real Federación Española de Automovilismo, ha expresado su incertidumbre sobre el sector del automovilismo, aseguró estar “costando mucho crear ídolos y referentes femeninos”.

Por último, María Cortina, directora general de Comunicación y Relaciones Institucionales de Siemens Gamesa, añade la posibilidad de “buscar hombres embajadores de las causas de las mujeres, porque al final son ellos los que toman las decisiones”. Falta que cambie radicalmente la cultura empresarial, matiza Margarita Fernández, socia de Derecho Laboral de Baker & McKenzie, porque algunos modelos de directivos no van del todo alineados con nosotras. En su opinión, “las que podemos empezar a cambiar las reglas del juego somos nosotras, dando ejemplo de lo que se debe hacer”.

Ver vídeo