¿Cómo podemos eliminar el estrés en vacaciones?

Llega el verano y todos necesitamos las anheladas vacaciones, en familia, en pareja o con amigos.

Queremos relajarnos y descansar para poder volver con energía al final de la temporada. Sin embargo, a pesar de que el objetivo de este receso es olvidarnos del estrés, a veces no es posible.

Según la Asociación Española de Coaching, las vacaciones son un momento clave para sacar beneficios a nuestro cuerpo y mente. Todos nosotros necesitamos unos días de descanso para recuperar el bienestar físico y emocional y liberarlos del estrés acumulado. Pero, debemos saber cómo hacerlo, de lo contrario, estos días tan deseados por todos irían en nuestra contra, perjudicándonos. Lo importante no es la duración del tiempo libre, sino la calidad de esas vacaciones.

Por eso, la Fundación máshumano ha elaborado algunos consejos para dejar de lado el estrés durante las vacaciones:

  • Dinero: Factor determinante para elegir un destino turístico en vacaciones para el 80% de los españoles. Para evitar que esto nos quite la tranquilidad y se convierta en un problema para el bolsillo, es recomendable anticipar los gastos, planificar y gestionar el dinero con antelación. De igual manera, es necesario plantearse opciones de descanso que estén dentro de nuestro presupuesto y sean proporcionales a nuestros ingresos, o hacer un ahorro programado del 10% mensual, porque de lo contrario no podremos hacer frente a los gastos.
  • Planificación: La organización de las actividades vacacionales nos puede generar ansiedad y angustia, efecto contrario al que buscamos con las vacaciones.
  • Duración: Todos soñamos con unas vacaciones larguísimas, sin embargo, cuanto más largo es el período de descanso más difícil es el regreso a la rutina. Por ello se recomienda planificar las vacaciones en forma de escapadas cortas, para evitar que el proceso de adaptación sea más difícil y pueda tener efectos negativos en nuestra vida profesional.
  • No te exijas de más: El tiempo de vacaciones debe ser un tiempo de esparcimiento y descanso, no otro escenario en el que debamos llevar a cabo todos nuestros planes al pie de la letra. Es por esto que no debemos tratar de hacer más cosas de lo normal, pues puede llegar a convertirse en otra fuente de estrés, y debemos tener claro que las vacaciones son para descansar, desconectarse y disfrutar en familia.
  • Aprovechar el tiempo: el verano es el momento perfecto para llevar a cabo las actividades que no tenemos tiempo de realizar, como leer los libros o ver las series y películas que tenemos pendientes.
  • La familia: durante este periodo de esparcimiento debemos evitar los roces con la familia o la pareja, por lo cual es muy importante ser pacientes y tolerantes, tratar de no imponer las actividades y, sobre todo, optar por el debate por encima de las discusiones acaloradas. Debemos ver las vacaciones como una oportunidad de mejorar la comunicación con nuestra familia, pareja y amigos, e incluso, como una oportunidad para coleccionar momentos felices en lugar de selfies
  • Una buena actitud es la mejor actitud: debemos ser capaces de asumir que durante las vacaciones habrá momentos donde las cosas no vayan de acuerdo al plan y no sean de nuestro agrado (el clima, los niños, las enfermedades, el ánimo, etc.), por lo que recomendamos tener una buena actitud ante las situaciones adversas que puedan surgir, pues debemos tener claro que es posible disfrutar las vacaciones sin la obligación de ser felices el 100% del tiempo.
  • Desconéctate para conectarte: Si, desconectar para conectarnos, pero no con nuestros móviles o redes sociales, sino con nosotros mismos, nuestra familia, pareja y amigos. Debemos desconectarnos de la rutina para conectarnos con el campo, el mar, la playa. Sólo disfrutando cada momento le daremos sentido a este tiempo de esparcimiento.
  • Alimentación equilibrada: Este consejo no es nada nuevo, pero se resalta durante la época de vacaciones ya que una buena alimentación, con alimentos saludables y nutritivos, puede tener efectos positivos en nuestro estado físico y mental durante nuestro tiempo libre.
  • Mente sana en cuerpo sano: El viejo adagio sigue teniendo vigencia durante las vacaciones, pues se recomienda realizar algún tipo de actividad física para fortalecer nuestro cuerpo y poner en forma nuestra mente para regresar a la rutina cuando el verano acabe.

 

Noticias relacionadas: