RSC, licencia para operar y liderar las empresas

Las empresas invierten y colocan las iniciativas de RSC como eje estratégico de su negocio.

Fundación máshumano lleva a cabo con su Red de empresas sesiones benchmark, en las que comparten y analizan las principales tendencias y la importancia que adquiere adoptar y transmitir una cultura de RSC dentro de la estrategia de las grandes compañías, para garantizar su sostenibilidad y rentabilidad en el futuro.

La RSC se inicia dentro de la propia empresa y es necesario que esta brinde un servicio o producto de calidad, respete a los usuarios, sea administrada de forma correcta, reconozca el valor de los empleados como su principal activo, cumpla y respete la ley, y actué con honestidad y transparencia en todo su negocio.

Dentro de los ejes o líneas estratégicas de la RSC se incluye al público interno, clientes y proveedores, y se ejecutan acciones sociales de buen gobierno, política pública, ambiental y cambio climático.

La jornada realizada por Fundacion máshumano en Bankinter se ha centrado en los ejes social, para destacar los avances y el liderazgo de las empresas españolas que activamente han apostado por una estrategia de inclusividad, con el objetivo y compromiso de brindar oportunidades e integrar a personas con discapacidad y de la tercera edad.

Pero, ¿cómo definen las grandes compañías sus políticas de RSC? Las empresas se interesan por invertir en iniciativas de RSC que tengan un impacto real y que no solo sean un acto de filantropía, llevando a cabo análisis que identifiquen los aspectos que más atraen a sus principales grupos de interés como clientes, empleados, accionistas, inversores, proveedores y ciudadanía en general. Es necesario, por tanto, escuchar a los públicos de interés para mejorar el desempeño y, en definitiva, la rentabilidad de la empresa.

Actualmente, estamos en una era en la que lo importante es que las empresas tengan un propósito claro, y su fin último no sólo es ganar dinero, sino hacer que la sociedad avance generando así un cambio en la manera de liderar un negocio.

La RSC es transversal y no es tarea de un solo departamento o de un puesto de trabajo. La meta es lograr que todas las áreas de la compañía adquieran el compromiso y gestionen sus objetivos con criterios responsables y sostenibles.

Por otro lado, la bolsa de valores también ofrece mayores incentivos para las empresas responsables, siendo mejores para los bancos e inversores al tener una óptima gestión de sus riesgos ambientales y laborales, reduciendo significativamente su índice de riesgo y siendo más rentables.

Del mismo modo, los consumidores tienen acceso a estar informados y las empresas que no incorporen o actúen de forma responsable serán penalizadas por la misma sociedad, lo que convierte a la RSC en un factor esencial tanto para operar como para liderar en el futuro.

Las empresas, en definitiva, ponen en valor la notoriedad que tiene la responsabilidad social en su estrategia de negocio que termina reflejándose en sus ventas y en su reputación, valor intangible determinante para medir el liderazgo y éxito de una compañía.

Por último, los directivos de la Red de Empresas máshumano concluyen que incorporar iniciativas de RSC es la fórmula para crear negocios exitosos y sostenibles, resaltando que es fundamental integrar los valores y la ética en la estrategia de las compañías para operar de forma responsable y así crear empresas más humanas.

Algunas de las empresas líderes en iniciativas RSC: Bankinter, AON, Banco Santander, Línea Directa, y Telefónica.